Páginas vistas en total

domingo, 25 de septiembre de 2016

MARCO JEREZ, LA ESENCIA Y NOBLEZA EN EL BORDADO DE HAUTE COUTURE

Encontrar en moda un trabajo amanuense tan perfecto (ahora Marco me diría Carmela me gusta que cada puntada sea en sí misma diferente, ahí está la esencia de lo artesanal), tan sumamente delicado y bello, es muy difícil. 
Marco Jerez es bordador y diseñador de bordados pero ante todo, es  amante de su pasión, él diría el bordado, pero yo lo elevo a la Haute Couture. Temple, nobleza y valía le preceden, estilo, elegancia y glamour le abalan, pero de una manera que, solo algunos pocos consiguen, elevan sus creaciones a diseño, creando el germen perfecto para vitalizar la cultura del país, porque moda es cultura, aunque algunos no la potencien. 




¿Por qué elegiste no sólo bordar y además diseñar el bordado?
 
R.- La gran mayoría de los bordadores tienden a ser solo ejecutores, curiosamente muy malos para el dibujo. Están en constante búsqueda de patrones pre-hechos o esperan que sus clientes se los entreguen ya diseñados. Eventualmente puede tocar la coincidencia de que un mismo diseño sea hecho por diferentes diseñadores y no garantiza la exclusividad del mismo. En mi caso, cuando el diseñador me otorga libertad creativa, el dibujo y la elección de los materiales corre por mi cuenta, lo que me da una mayor exclusividad en el resultado de mi trabajo.





¿Cómo se crea la textura de un bordado?

R.- Mezclando distintos materiales de distintas densidades, el cómo se comporte el textil mientras se trabaja; y el resultado solo depende de la calidad y tipo de insumo que entregue el diseñador. 







¿Cómo se forja el temple de un bordador de Haute Couture, aún teniendo inicios difíciles para subsistir?
 
R.- Teniendo claro que los bordados, ya sean artesanales o de alta costura, son suntuarios y que se mueven en ambientes de alto poder económico, no queda otra opción que abstraerse de la realidad propia y tener claro que es el único escenario en el que se puede desarrollar la actividad. Es ahí donde está la demanda. Con mucha paciencia y perseverancia, peldaño a peldaño, se consigue a llegar a esos niveles económicos.




Eres un especialista en bordado a mano alzada, explícanos esta técnica y otras técnicas que amas.
 
R.- La técnica a mano alzada básicamente se refiere, así como el dibujo a mano alzada, al concepto general de que se va creando al momento de ir avanzando. Muchas veces libre de bastidores y de agujas especiales para bordar, solo se usan herramientas simples de antigua procedencia, tal como la aguja común para coser a mano. La manipulación de los materiales no depende de la capacidad que tenga una herramienta para poder “asirla” a un textil. Las otras técnicas que son de mi agrado eventualmente es la de tambour, usada por prestigiosas casas de bordados de alta costura, sin embargo la evito porque uno se ve obligado a amarrarse a grandes bastidores, el trabajo se vuelve matemático y rítmico; y si bien es cierto que quedan perfectos y hermosos, tal vez es lo perfecto lo que me molesta. Siento que el resultado es asombroso pero carente de errores y que cada bordado puede ser repetido exactamente igual. Que es lo que no sucede en la técnica de mano alzada, ya que un dibujo mil veces hecho resulta mil veces diferente.



¿Qué deseas expresar a través del hilo y la pedrería?

R.- Si por mí fuera, miles de sensaciones y emociones, pero hay limitaciones obvias. Lo que yo quiero expresar puede llegar a ser demasiado subjetivo y puede llegar a no representar el gusto de la persona que lo va a usar. Solo en trabajos muy personales puedo dar rienda suelta a lo que realmente me interpreta. De ahí se puede deducir que no tengo un estilo propio, si bien es cierto, lo hago con mucho cariño y mucha dedicación; debo ser obediente a las indicaciones de un tercero. 



¿Cómo puede salir tanto arte del dolor?

R.- Crear desde el dolor, mirándolo desde un punto de vista muy positivo, para mi es un valor agregado. Gran parte de los creadores, suelen ser personas que sufren dolores del alma o físicos y en sus momentos de crisis es cuando más creativos se ponen. La concentración se vuelve más aguda, uno se abstrae del mundo y se enfoca únicamente en conseguir un resultado. Es una buena forma de distraer al cuerpo de cualquier pesar. 



Me encantas como luchador de ideas en redes sociales. ¿Qué nos quisieras exponer en este momento, para todo el público que te sigue y te respeta?



R.- No es nuevo para muchas personas enterarse de que estuve recluido en mi casa por mucho tiempo, lo hice en un momento en el cual la moda de mi país estaba en apogeo. Existían grandes talentos que crearon grandes marcas, es cierto, había mucha competencia, pero siempre estuvo la intención de unirse en pos de un bien común. Se crearon instancias de reunión, como la Cámara de la Alta Costura Chilena; fueron momentos muy gratos, en que existía respeto, admiración y ética con el trabajo de un colega. Las productoras de moda miraban con respeto y admiración el trabajo de diseñadores y lo promovían de manera profesional y respetuosa. En cambio, al entrar a Facebook, después de 21 años de trabajo (ya que llevo dos en redes sociales), me di cuenta que estaba todo cambiado. Vi abuso de las productoras cobrando dinero a muchachos que están recién egresando de sus carreras, con una usura desmedida; los medios de comunicación usaban sus trabajos y les pagaban con el sistema de canje, amarrados a contratos de exclusividad absolutamente abusivos, con cláusulas de silencio que les impedía reclamar. Los concursos de misses estaban en manos de personas no idóneas para el cargo, claramente las franquicias eran obtenidas por personas con más dinero que talento y con un alto interés económico; y una falta de respeto y consideración hacia el trabajo del diseñador. Olvidando que en sus manos estaba el reclutamiento de diseñadores que iban en representación de una imagen país, favoreciendo el amiguismo, usando el descriterio, ocupaban el trabajo de diseñadores de baja calidad, de bajo renombre mostrando al mundo una calidad de manufactura y diseño que no corresponden a la calidad de los diseñadores chilenos; el que está lleno de talento pero no son amigos de los organizadores. De ahí sentí la necesidad, ya que yo soy independiente en mi negocio, y no obedezco a contrato ni cláusulas, de lanzar campañas de “no al canje”, di nombres de personas que yo vi que abusaban de los diseñadores emergentes, plantee fórmulas en las que tanto el diseñador como el organizador podían salir favorecidos y esto provocó la enemistad con muchos de ellos. Fui calificado de conflictivo, entrometido, de destapar secretos de pasillo; pero todo fue con la sana intención de ayudar a mis colegas. Lo lamentable de todo esto es que mis propios colegas me dejaron peleando solo, tenía mucha aprobación por privado, pero al momento de poner la cara siempre era solo mi nombre el que aparecía. Hoy estoy en una posición más tranquila, siento que lo que hice abrió los ojos a muchas personas, eduqué sobre situaciones que muchos no sabían cómo funcionaban, y eso lo hayan tomado en cuenta o no, a mi me dejó satisfecho la intención de mejorar las cosas; aunque debo reconocer que tengo muchos más enemigos que antes. Pero como dicen por ahi la verdad es dura, pero no mata.
Sigo deseando intensamente que los diseñadores de mi país sientan, que al participar en un concurso de belleza, no están desprestigiando su marca. Que al participar en un desfile, en el que son ellos los protagonistas, no terminen quebrados para hacerlo. Que la usura termine, que el “compadrismo” se erradique y que la moda chilena vuelva a brillar en todo esplendor en el mundo, como alguna vez lo hizo. 


¿Qué prefieres, bordar sobre transparencias o sobre telas?

R.- Ambas posibilidades son fascinantes, pero debo admitir que trabajar en transparencias es más estimulante. Debido a que se debe ser más cuidadoso en manejar los espacios y la distribución, ya que es muy fácil caer en la exhibición desmesurada y de mal gusto. Siempre es interesante realzar la figura de la mujer de manera delicada, moviéndose de una manera respetuosa sobre el textil que imita su cuerpo. Evitando con esto que ella sufra accidentes o críticas de descriterio. Nunca debo olvidar que un traje está diseñado para hacer que la mujer brille por su elegancia. 







¿Cómo favorece el bordado a la mujer?

R.- El bordado en la mujer favorece a que se puede trabajar con luz y sombra, lo que permite disimular o enfatizar formas, consiguiendo mejorar la figura. Esto ayuda a que se sienta más segura. Si sumamos los bellos materiales que se pueden agregar para ellas se vuelve un sueño. 


¿Proyectos futuros?

R.- Jejeje… hay varios, pero cuando los cuenta suelen no cumplirse, así que lo dejaremos en reserva...jejeje.

¿Un deseo?

R.- Solo estar tranquilo y en paz :). Es lo que me permite las circunstancias que estoy viviendo en este momento. 




¿El diseño es una oportunidad par construir la marca de un país?

R.- ¡Definitivamente! La moda sin lugar a dudas es un producto de exportación que llama mucho la atención, por lo que los ojos del mundo se posan sobre una creación, más aún si es en el contexto de un concurso o de una pasarela. La imagen país significa mostrar que tan solvente es el lugar de origen, que tan interesantes son las propuestas de diseño. De ahí que es relevante, que al enviar diseñadores embajadores al extranjero, estos sean escogidos cuidadosamente ya que junto con su marca vaya implícito el nombre del país al que representan. En Chile por suerte, hay varios proyectos que están mejorando, proyectando al país de una manera más profesional. Será un buen tamiz. 


¿Por qué muchas personas temen al bordado?

R.- Bueno el bordado sin lugar a dudas, es un accesorio que llama mucho la atención. Ninguna mujer que entre a un salón pasará desapercibida, en general si la mujer es tímida, preferirá no usarlos, en el afán de permanecer “bajo perfil”, un fenómeno similar al de las joyas. Hay mujeres que usan grandes joyas otras pequeñas, todo depende de su personalidad, de la seguridad en sí mismas, de lo que quiera proyectar y conseguir, es un buen gancho comercial. Dentro del vestuario femenino de la alta sociedad, después de la joyería, el bordado es un sinónimo de opulencia y valor adquisitivo. Por todos es sabido que es un trabajo no barato, que no viene mal en situaciones en las que se es visto y en las que hay que ver. 









¿Hay que bajar egos en el bordado de la HAUTE COUTURE?
R.- Sinceramente no lo sé. Todas las personas que son bordadores de alta costura, y que conozco, son personas muy centradas que tiene muy claro que para la actividad que hacen se requiere talento, una tranquilidad espiritual que les permita ser creativos, una alta capacidad de empatía y la conciencia de que están creando el perfil público de una persona. La mayoría son exageradamente humildes ya que son conscientes de un talento que muy pocas personas tienen y que no dudan en compartir. A nivel mundial he notado que son muy escasos y el ego se exacerba con la competencia desmesurada.






¿Qué esperas del futuro?

R.- Que sea tranquilo, que el respeto por el talento y las personas de esfuerzo sea más notorio. Estamos viviendo un mundo que no es fácil, en que las situaciones de muchos países nos hacen sentir que estamos al borde de un “fin del mundo”. Espero sinceramente que en mi área y en todas las otras, las personas se esfuercen por ser aporte, por dejar huella, por abrir caminos a los que vienen, que aumenten su generosidad, que disminuya la agresión pasiva. Todos tenemos nuestros talentos, todos somos únicos, hay espacio para todos, la competencia leal engrandece, la crítica constructiva enaltece al que la da. Pero tengo claro que es una enorme utopía.






En estos casi dos años que sigo y admiro a Marco Jerez he descubierto que no es solo un gran profesional en el bordado; sino cuando expone sus ideas y lucha contra el NO CANJE, pienso, lo valiente que ha sido, lo ético que es y será y como a todos los genios un halo de dulce humildad y nobleza invade la estancia cuando todas las noches se pone a crear. 

Termino el post con las palabras de Marco:


Permiso.
Por favor si junto a su marca dice "........... Alta Costura".
-No usar overlock en terminaciones 
-No usar transparencias vulgares -No hacer rule con máquina de coser -Bajar las aberturas de los vestidos -Usar cierre invisible -No coser el forro a la basta-No usar cordones en vez de pabilo -No hacer ojal a máquina -Controlar los escotes -No usar cinta doble pegamento -Mejorar la calidad de las telas -Planchar o quebrar bien las costuras -Terminaciones entre cortes con sesgo cosido -Las telas stretch no son alta costura. -Usar botones de calidad o forrados -El brillo de la tela debe ser natural no plástico, de preferencia opaco -El calce perfecto es por medio de cortes.

Realmente se está haciendo Alta Costura?, realmente se está vendiendo lo que se ofrece?, se está cobrando por un trabajo hecho a mano, no siéndolo ?.
Si no es así junto al nombre de la marca debe decir "indumentaria",o en su defecto solo el nombre.
Aguja, tijera y máquina recta. Eso sí

Post realizado por Carmela Sánchez Rodríguez.
Fotos cedidas por  Marco Jerez  (todos los derechos reservados).
http://lavidapasaperoyonopasolavivo.es
http://disfruta-t-lo.es